Patricio Donoso , Presidente de la CCHC:

“Estigmatización y desconocimiento de cómo abordar el tema,

 dificultan la inclusión”

“Hemos constatado que existe un preocupante índice de consumo de alcohol y drogas entre los trabajadores de las empresas socias, lo cual es un factor muy relevante, especialmente en cuanto a la seguridad al interior de las obras”, señala el actual presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CCHC), Patricio Donoso, quien conversó esta semana con Corporación Mañana.

 

“Hay un grupo de trabajo que está buscando las mejores alternativas para que las empresas socias puedan desarrollar programas de prevención, pero es un tema que tiene muchas aristas y que es complicado enfrentar solo desde la empresa”, agrega este joven ingeniero Civil Industrial de la Pontificia Universidad Católica de Chile y magíster en Ciencias de la Ingeniería. Anteriormente ocupó, entre otros, los cargos de segundo vicepresidente y presidente de la CChC Rancagua, además de integrar la Mesa Directiva Nacional, en calidad de vicepresidente, en el período 2014-2016.

 

¿Qué piensa de las experiencias que hacen organizaciones como Corporación Mañana de acompañar a personas que se han rehabilitado y necesitan hacer un camino de integración familiar, social y laboral?

 

R: El tema de la adicción a las drogas es tan potente que es muy difícil o casi imposible salir sin una ayuda profesional que permita a las personas darse cuenta de que existe una opción viable de reinsertarse en el ámbito social y laboral. Y la verdad es que no son muchas las organizaciones que pueden entregar el apoyo y acompañamiento necesarios en ese proceso. Por eso, es muy valorable lo que realiza la Corporación Mañana.

Desde la Cámara, lo hemos visto con el trabajo que realizamos a través de la Corporación Cimientos para la reinserción sociolaboral de infractores de ley. Es un camino similar que requiere no solo el apoyo profesional sino, fundamentalmente el apoyo familiar y del entorno de la persona, para evitar las recaídas.

 

Nuestra Corporación trabaja con personas que lo único que requieren es la oportunidad de inclusión para cambiar sus vidas y nuestro propósito es que lo logren. No es una tarea fácil, no por ellos sino por la sociedad. En ese contexto ¿por qué cree que se genera esa resistencia a acoger a quienes han tenido un problema de adicciones y desean reintegrarse a la vida, a la sociedad?

 

R: Posiblemente eso sucede por desconocimiento, por falta de información o por miedo de quienes deben tomar las decisiones, por ejemplo, de contratar a personas que vienen de un proceso de rehabilitación. Nuestra experiencia con Cimientos es que las personas que son ubicadas en un puesto laboral suelen responder adecuadamente a su trabajo y muestran quizás un mayor compromiso laboral que sus pares, por la necesidad de responder positivamente a la oportunidad que se les está dando.

 

Uno de los aspectos importantes para apoyar su integración es la inclusión laboral, pero por desgracia son pocas las empresas, hasta el momento, dispuestas a sumarse y abrir sus puertas ¿Cómo lograr que las empresas pierdan el miedo y abran sus puertas para incorporar a personas ya rehabilitadas?

 

R: Los testimonios o casos de éxito son una buena forma de mostrar las buenas experiencias que han tenido y que son replicables en otras empresas u organizaciones. Eso debe ser parte de un proceso de difusión y sensibilización que debe ser permanente ya que es un camino largo para quitar las barreras que dificultan la inclusión.

Algo ayuda también que, cada día son más las empresas comprometidas con el desarrollo sostenible, instancia en la que la inclusión debiera tener un espacio relevante.

 

¿La CCHC cuenta con un programa de integración? Si es así ¿Con qué tipo de diversidad trabaja?

 

R: El programa Cimientos, que ejecuta la Corporación Cimientos, busca la rehabilitación sociolaboral de infractores de ley a través de un proceso desarrollado en conjunto con Gendarmería, y que incluye un proceso de selección de los participantes, el apresto laboral, capacitación en un oficio de la construcción y la colocación en un puesto de trabajo, además de un acompañamiento que involucra a la familia. Es un programa exitoso que ha sido un ejemplo para otros programas públicos y privados y que ha puesto al gremio de la construcción a la vanguardia en este ámbito.

 

El estigma es uno de los factores que atentan contra la integración de las personas a las que acompañamos ¿Es más fácil mirar a un lado que abordar a estas personas? ¿Por qué cree que se da este fenómeno de invisibilización?

 

R: Seguramente, la estigmatización es un factor relevante que dificulta la inclusión, pero creo que también es relevante el desconocimiento de cómo abordar esta situación. Tanto en las relaciones personales como en la inclusión laboral, es difícil saber cómo enfrentar a personas rehabilitadas. ¿Qué hacer? ¿Qué decir? ¿Cómo hacerlo?...

Y eso solo se podrá superar con el tiempo y en la medida que instituciones como Corporación Mañana puedan desarrollar su trabajo, complementado con políticas públicas adecuadas que faciliten la inclusión y con información hacia la opinión pública que abra las puertas a quienes han dejado el camino de las drogas y solo esperan por una nueva oportunidad.

CONTACTO

Brown Sur 150

Ñuñoa, Santiago - Chile

Teléfono: +562 2893 1589

contacto@corporacionmanana.cl

REDES SOCIALES

NUESTRO TELÉFONO : +562 2893 1589

© 2019 Corporación Mañana.  BEPagencia.com

  • Icono negro LinkedIn
  • Black Facebook Icon
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube