Bárbara Etcheberry:

“La educación es la mejor herramienta para generar oportunidades y lograr un Chile más inclusivo”

Desde muy pequeña, Bárbara Etcheberry desarrolló una especial sensibilidad y vocación social. En parte -como ella relata- inspirada por sus padres y por personas que fue conociendo en distintas etapas de su vida y que le entregaron un legado de ejemplo y amor por los otros. Hoy focaliza esta vocación en dos fundaciones: Soymás, organización sin fines de lucro que trabaja para mejorar la calidad de vida de jóvenes embarazadas y/o madres adolescentes, y Aptus, cuya misión es colaborar para una mayor calidad de la educación en colegios vulnerables de Chile.

“Los felicito por el trabajo que están haciendo en Corporación Mañana. Creo que es muy importante que se creen instituciones focalizadas en jóvenes que tienen pocas alternativas de apoyo para rehacer sus vidas. Muchas veces lo que les falta es una red de apoyo, un entorno positivo que los ayude en su rehabilitación e integración. Ayudarlos a recobrar la confianza en sí mismos y en su capacidad de transformar sus vidas, es lo más importante y si a eso se suma un buen programa que los prepara para incorporarse a la vida laboral, no me cabe duda de que Corporación Mañana va a cambiar la vida de estos hombres para siempre” destaca Bárbara al comentar la labor que desarrolla nuestra fundación.

¿Cómo evalúa el desarrollo en nuestro país de una mirada más inclusiva (tanto en el sector público como privado), especialmente en beneficio de los sectores más vulnerables?

R: Creo que Chile está avanzando en materia de inclusión, tanto a nivel público como privado. Por un lado, nuestra sociedad está cambiando y las nuevas generaciones, en especial, tienen una mayor sensibilidad en materia de inclusión. Por otro lado, se han dictado normativas que incentivan la diversidad e inclusión como, por ejemplo, la nueva Ley de Inclusión Laboral, que asegura la igualdad de oportunidades para personas con discapacidad.  Eso está ayudando a acelerar el cambio hacia un país más inclusivo.

 

¿Qué nos falta como país, como sociedad, para alcanzar mayores niveles de inclusión?

R: Nos falta mucho por avanzar. Por un lado, hay una deuda país, con el acceso de Salud y Educación de calidad para las personas más vulnerables y, por otro lado, las empresas tienen que hacer un esfuerzo por contratar a personas con mayor grado de vulnerabilidad, sobre todo flexibilizando las jornadas laborales.

 

Nuestras estudiantes son adolescentes, madres y con muy poca red de apoyo, por lo cual,  si no las ayudamos a integrarse gradualmente a la jornada laboral, es muy difícil que la inserción sea exitosa y de largo plazo.

 

Tenemos que valorar la inclusión y darnos cuenta de que sólo lograremos ser un país desarrollado si logramos desarrollar e incorporar las capacidades de todos, y para eso resulta fundamental mejorar el acceso a una educación de calidad desde el nivel preescolar en adelante. La educación es la mejor herramienta para generar oportunidades y lograr un Chile más inclusivo.

Nuestra Corporación trabaja con personas que lo único que requieren es la oportunidad de inclusión para cambiar sus vidas y nuestro propósito es que lo logren. No es una tarea fácil, no por ellos sino por la sociedad. En ese contexto ¿por qué cree que se genera esa resistencia a acoger a quienes han tenido un problema de adicciones y desean reintegrarse a la vida, a la sociedad?

R: Creo que esa resistencia se genera por desconocimiento. Pero, una vez que se dejan de lado los prejuicios y se les da una oportunidad, en mi experiencia he visto que son personas tremendamente comprometidas que pueden integrarse bien a los equipos de trabajo. Enfrentar una adicción no es fácil y quienes logran hacer frente a esto y rehacer sus vidas son personas resilientes que pueden ser un gran aporte en cualquier empresa. Lo único que requieren es la oportunidad.

¿Cómo podemos, en su opinión, vencer este miedo a incorporar a las personas con el perfil que atendemos en nuestra Corporación? ¿Cómo vencer ese prejuicio y percepción de amenaza?

R: Una buena alternativa es desarrollar alianzas y programas pilotos en empresas, y en base a los resultados de esa experiencia ir creciendo en esas organizaciones y en otras compañías.

¿Qué término prefiere usar: inclusión o integración? ¿Por qué?

R: Me gusta más el término inclusión, porque creo que es un concepto más profundo. El objetivo es que todos, independiente de nuestras circunstancias, podamos tener las mismas posibilidades y oportunidades. Juntos, aportando con nuestras diferencias, somos capaces de construir algo mucho mejor.

Corporación Mañana está desarrollando un programa para fortalecer las habilidades parentales de padres rehabilitados tras el consumo problemático de alcohol y otras drogas, no solo para potenciar su permanencia en el cambio, sino como agentes de prevención para sus propios hijos ¿Cuál es su opinión de programas de este tipo o de parentalidad positiva como herramientas de prevención?

R: El programa para fortalecer las habilidades parentales y transformar a los padres en un agente de prevención es una muy buena iniciativa que puede hacer una gran diferencia para evitar que esos niños tengan a futuro un consumo problemático de alcohol y otras drogas. Los padres tenemos un rol irreemplazable para que nuestros hijos puedan crecer sanos, ser felices y desarrollarse con una buena autoestima. Nadie nace sabiendo ser padre y vivimos en un mundo complejo en el que necesitamos todas las herramientas que nos puedan entregar para desarrollar una parentalidad positiva.

CONTACTO

Brown Sur 150

Ñuñoa, Santiago - Chile

Teléfono: +562 2893 1589

contacto@corporacionmanana.cl

REDES SOCIALES

NUESTRO TELÉFONO : +562 2893 1589

© 2019 Corporación Mañana.  BEPagencia.com

  • Icono negro LinkedIn
  • Black Facebook Icon
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube